UNA SOLA CASA

Hoy se desdibujan los límites y las fronteras. Las pieles se mezclan, también los olores..., los colores... Alguien tararea una tonada antigua y lejana..., pero se te antoja tuya, de ahora. Entonces abres los ojos y está el mundo.

Si nos remontamos a otras épocas e indagamos en nuestros antepasados, no dejamos de sorprendernos al comprobar que compartimos un sinfín de matices con diferentes etnias del resto del planeta; lo que hoy reclamamos como nuestro, quizás antes fue de otro lugar... y ojalá sea adoptado por otros en tiempos venideros. Al fin y al cabo, difundir la cultura es nuestro cometido y, en esta ocasión, Pieles ha viajado hasta el lugar donde nació la música para ello.

El sentimiento de pertenencia trae consigo, de manera implícita, el deseo de salvaguardar lo que nos identifica. Pertenecer a una cultura o etnia dota al ser humano de una huella atemporal que contiene todas las vivencias que, tras años o siglos, han conformado la personalidad de un colectivo. Ángaro habla de este sentimiento como vínculo común entre todos los pueblos.

Con este segundo trabajo, Pieles propone un hermanamiento entre los cinco continentes a través de las músicas populares, ya que, desde un punto de vista etnográfico, estas traen consigo el legado cultural del conjunto social al que pertenecen. El folclore musical cuenta con la capacidad de viajar tanto en el tiempo como en el espacio, así que contiene un saber común y lo derrama por el mundo. Es solo cuestión de tiempo que terminemos impregnándonos de todo. 

LA IDEA

Ángaro nace como un proyecto artístico interdisciplinar en el que se aúnan el sonido, la palabra y el lenguaje audiovisual. Estos elementos ofrecen el soporte donde las manifestaciones populares de diferentes lugares del planeta se enlazan con el folclore prehispánico y la música popular de Canarias.

La secuencia sonora y tímbrica de Ángaro se desarrolla teniendo en cuenta el germen musical intacto y ancestral que más tarde se revirtió en un folclore global. De esta manera, se tiende un puente hasta el ritmo primigenio con la intención de reconocer el contenido artístico-cultural de Canarias y del resto del mundo y su evolución hasta nuestros días.

Ángaro pertenece al eco de un legado que aún perdura en los barrancos y el agua..., en la arena y la sal..., en las piedras... Un diálogo entre saberes e intuiciones, una manifestación artística concebida para incidir en la emoción del espectador.

Así como el entorno encauza la vida de los pueblos, también determina sus expresiones artísticas y su música en particular. Ángaro nace desde un sentimiento de pertenencia global, por lo que se interesa por el acervo cultural universal y propicia el acercamiento entre las diferentes culturas. Para ello, se entrelazan canciones, ritmos, palabras, danzas, imágenes y saberes populares a través de viejas y nuevas herramientas de creación. 

CICLO Y ESCENA

El viaje sonoro comienza con los rumores propios de aquel escenario en que se engendraron los primeros sonidos producidos por los habitantes de las islas: el golpe de los pies en la arena, el silbo y la boca, las manos, las conchas del mar golpeadas entre sí..., quejidos que después fueron malagueñas y alegrías que fueron isas, palos..., huesos y hueseras..., balidos que luego fueron pieles y más tarde fueron tambores... y ritmo además. La primera melodía popular adulterada en la memoria de unos cuantos, las cuerdas desafinadas... y la canción que llegó en barco y se quedó para reinventarse. Hablamos de sonidos que se fusionan durante el transcurso del espectáculo con la voz y la palabra. Murmullos que se enmarañan con pianos, vientos, cuerdas..., que se diluyen entre un abanico de instrumentos musicales que, a lo largo de los tiempos, han pertenecido al tejido musical de todo el planeta. Asimismo, en la propuesta intervienen elementos escénicos que se convierten también en instrumentos musicales: utensilios de labranza, molienda y siembra, y fuentes sonoras como piedras, maderas, agua, conchas marinas, cañas, pezuñas de animales, huesos, panderos y tambores. Por otro lado, el elenco de artistas interactúa con el atrezo, integrándose entre sus elementos, para crear una escena global donde se funden las diferentes disciplinas artísticas: actores que cantan..., músicos que actúan... En definitiva, hombres y mujeres que usan sus vidas para crear Ángaro. 

DIRECCIÓN ARTÍSTICA

Jonatan Rodríguez

+34 629 392 340
info@laboratorioescenico.com

DIRECCIÓN ESCÉNICA

Oswaldo Bordón

+34 605 046 868
info@oswaldobordon.com

AUDIOVISUAL

Jonás García

+34 636 558 282‬
audiovisual@laboratorioescenico.com

PRODUCCIÓN

Carlos Prieto

+34 609 273 857‬
produccion@laboratorioescenico.com

COMUNICACIÓN

Laura Álvarez

+34 616 022 471
comunicacion@laboratorioescenico.com
  • Instagram - Círculo Blanco
  • Facebook - círculo blanco
  • Twitter - círculo blanco
  • YouTube - círculo blanco

PROGRAMACIÓN

Carlos Castañeda

+34 639 623 862
programa@laboratorioescenico.com

JEFATURA TÉCNICA

Dimas Cedrés

‭+34 699 980 441‬
tecnica@laboratorioescenico.com

GESTIÓN DE PROYECTOS

Beatriz Bello

+34 628 679 209‬
proyectos@laboratorioescenico.com

DISEÑO

Maite Durán

+34 608 984 718
imagen@laboratorioescenico.com

BALTASAR NÚÑEZ 12 · LOCAL · LA LAGUNA · 38202 S/C DE TENERIFE · ISLAS CANARIAS - ESPAÑA